Que tu futuro dependa de nacer hombre o mujer; NO es virtual, ES REAL.
Que de noche tengas miedo de volver sola a casa; NO es virtual, ES REAL.
Que seas piropeada sin tapujos; NO es virtual, ES REAL.
Que haya más directivos hombres que mujeres; NO es virtual, ES REAL.
Que te despidan por estar embarazada; NO es virtual, ES REAL.
Que nos controlen el móvil; NO es virtual, ES REAL.

Esta campaña no está enfocada ni al maltratador ni a la persona maltratada, esta campaña es para concienciar a aquellos jóvenes que son testigos de actitudes o actos que implican machismo.
Aceptamos a diario pequeños actos machistas que no implican violencia física, a los que estamos acostumbrados y que ya no nos escandalizan.
Es hora de denunciar y de ver esta REALIDAD MACHISTA.

Porque el machismo NO es virtual, ES REAL.
www.usandizaga.com/design