¿Qué es la violencia sexista?

La violencia sexista es la violencia que sufren las mujeres por el hecho de serlo. Se basa en unas relaciones jerárquicas, que sitúan a los hombres por encima de las mujeres y, en consecuencia, las mujeres tienen menos derechos y oportunidades. Afecta a mujeres de todo el mundo y se produce en todos los espacios y ámbitos, es decir, tiene un carácter estructural: familia, escuela, tiempo libre, deporte, transporte público, música, películas, redes sociales, etc. Sin embargo, la mayor parte de las agresiones sexuales se producen en espacios de confianza, por parte de conocidos, y se manifiesta de diferentes formas: insultos, piropos, desprecios, celos, chantaje emocional, tocamientos, agresiones físicas, ciberacoso, violaciones…

¿Qué hacer si presencias una agresión?

  • Acercarte a la mujer, presentarte y preguntarle si necesita ayuda. Es la propia mujer la que decide si quiere o no ayuda.
  • Escucha con mucha empatía lo que quiera decir la agredida (sus explicaciones, sus necesidades…). No cuestionar lo que nos cuenta, ni juzgar, ni culpabilizar. Respetar su deseo y hacerle saber que no está sola.
  • Ayudar. Si desea ayuda, dirígete a un lugar tranquilo. No la dejes nunca sola. Préstale información o acompáñala a buscar ayuda.
  • Si ves que alguno de tus amigos se está pasando con una chica, busca la colaboración del resto de amigos y detiene al que se está pasando. No justifiques las agresiones.
  •  Informar de los teléfonos de asistencia. Informar a la chica que puede pedir ayuda, tanto si quiere interponer denuncia como si no (las mujeres en situación irregular tienen los mismos derechos que las demás). Si ella lo desea, puedes llamar tú mismo.
  • Si estando en casa oyes gritos, peleas, etc., sal y mira lo que pasa.
  •  Si la situación es grave o te parece que acercarse a ellos puede ser peligroso,
  • Haz ruido, grita fuego, reprende al agresor, adviértele de la presencia de testigos…
  • Mientras tanto, llama y avisa.

EN CASO DE AGRESIÓN SEXUAL GRAVE.

  • Es muy importante que no se laven las ropas y el cuerpo (boca, genitales, resto de partes del cuerpo…) hasta que no se vaya al centro sanitario, ya que de esta forma se evita la eliminación de pruebas. Si ha sido una agresión sexual oral, no beba ni coma nada.
  • Procura memorizar información sobre el agresor (qué lleva vestido, por dónde ha ido…)

RECURSOS Y TELÉFONOS

SI ESTÁS EN PELIGRO:

SOS DEIAK 112 (24 horas)

SI DESEAS INFORMACIÓN/ATENCIÓN:

SATEVI: 900 840 111 (24 horas)
Acción Social: 943 481 400
Casa de las Mujeres de Donostia: 943 483 470